viernes, 18 de febrero de 2011

Mis problemas con la censura: El caso Ewers

Quizás se trate de una censura involuntaria, producto de (des)intereses editoriales, problemas de derechos o conjunciones planetarias, pero lo cierto es que me está resultando ciertamente difícil dar con los libros de Ewers en su edición alemana. Conociendo la cadencia racista (que no antisemita) del pensamiento del autor y sus relaciones con el nacional-socialismo, deduzco que existen prejuicios contra él y su obra. Sus relatos y novelas no pueden encontrarse online, al contrario que su contemporáneo y amigo de juergas Gustav Meyrink: es esto lo que me hace sospechar. La gran mayoría de las obras de Ewers ya no están sujetas a derechos de autor, y aun así una se ve obligada a batir las librerías de viejo intentando encontrar las curtidas ediciones de principios de siglo.

Un momento. ¡Si no les he presentado a Hanns! Aquí lo tienen, pues:



Se le ve decadente, ¿a que sí? Se le ve, porque lo era. Vivió intensamente (o al menos eso ha querido hacernos creer). Bebió, fumó, se drogó, escribió novelas, relatos, guiones de cine y de teatro, fue actor y viajero y agitador y se sacó fotos en cueros con una de sus compañeras mientras se bañaban en el mar, entre otras cosas. Pero su mayor logro ha sido, desde mi punto de vista, este: que ha conseguido hacer del alemán no sólo una lengua comprensible sino también hermosa y absolutamente fascinante para la que suscribe. Es el escritor que con mayor gusto y disfrute me atrevo a leer en la germánica lengua. ¿Por qué debería, entonces, privarme de este vicio?

En fin, que, como guinda a mi queja y para que no se vayan con las manos vacías, les recomiendo que lean "Alraune" ("La mandrágora"), que constituye la única novela de Ewers disponible en traducción en el mercado español. Como siempre, la novela llega de la mano de la Editorial Valdemar.

Espero que la próxima vez que escriba sobre Ewers sea para comunicarles la compra (o lectura) de este libro:

miércoles, 9 de febrero de 2011

A History of Horror


L@s amantes, mecenas y cultivadores del terror, del horror, del escalofrío, del miedo, del asco y de la risa nerviosa suelen caracterizarse por lo siguiente: nunca tienen suficiente, siempre buscan y hurgan en las entrañas del género sin cansarse de regresar una y otra vez a la escena del crimen. Somos de l@s que nos manchamos las manos y desenterramos con gusto cadáveres de los más dispares orígenes.

Pues bien, "A History of Horror with Mark Gatiss", serie de tres documentales producidos para la BBC Four en 2010, y presentados por el genial actor de "The league of gentlemen", hace honor a esta marca del demonio que nos acomuna. Gatiss, él mismo un gran amante del terror, no descubre nada sustancialmente nuevo, sino que revive el monstruo ("It's alive!") a partir de entrevistas con actores y productores, visitas a los sets cinematográficos, imágenes y memorabilia. Vaya, que en el primer documental muestran el maletín de maquillaje de Lon Chaney, ojo de cristal incluido.

"A History of Horror with Mark Gatiss" puede visionarse en YouTube sin prejuicio para su persona (legalmente hablando, entiéndanme), y es divertido y emocionante a partes iguales.

jueves, 3 de febrero de 2011

Curiosidades de la vida profesional de las personas I

Aquí les dejo un link para que puedan ver en qué menesteres se entretiene la Princesa.

http://www.cdli.ucla.edu/dl/photo/P285333.jpg

Si tengo tiempo, les cuento de qué va.