jueves, 23 de diciembre de 2010

Indescriptibles Navidades


Me gustan las Navidades casi tanto como la tarta de chocolate pero algo menos que ver la lluvia a través del cristal. Abreviando: no reniego de estas fiestas, sino que me uno a su celebración con júbilo y entusiasmo, aunque para ello prescinda de arbolitos decorados y papá noeles colgantes. No me entusiasman las compras de última hora ni las fiestas de fin de año con cotillón, pero sí me divierte pasar tiempo con la familia y con los amigos, embarcarme en experimentos culinarios destinados a dulcificar tanto los ultimísimos días del año viejo como los recién estrenados del año nuevo, envolver regalos, ver películas (no necesariamente navideñas, por cierto: en casa somos más de dramones, escalofríos e inclasificables trash) y enviar felicitaciones.

De las Navidades tomo sólo lo que me gusta (las velas, los dulces, los regalos, los amigos, la familia, el ocio) y dejo fuera de la puerta lo que me produce come-come, angustia o nerviosismo (comprar "lo que sea" a toda costa, las megafiestas organizadas y, en general, todo lo que tome forma de "paquete promocional", las visitas obligadas, los vestidos de fiesta, las peluquerías, los perifollos).

Así que, tras esta declaración, sólo me queda desearles unas felices e indescriptibles Navidades seguidas de un magnífico y sorprendente nuevo año. Sí, ya sé que tengo obligaciones pendientes para con l@s seguidores/as de este humilde y renqueante blog. Es que no saben ustedes las complicaciones que derivan del ser princesa, jardinera, medio asirióloga, maritata, ¡y gallega! Por eso les agradezco su infinita paciencia y sus visitas a este jardincillo salvaje. ¡Y que duren, que duren!

lunes, 29 de noviembre de 2010

Tablón de anuncios

Tras mucha vagancia, vaguería y vagabundeo, después de imprevistos, angustias, festejos y silencios, por fin le he robado tiempo al tiempo mismo para hacerles llegar algunos anuncios de gran interés.

POR ORDEN DA PRINCESA NO XARDÍN SE HACE SABER

que:

I. Se inaugura oficialmente el Curso Online "Malditos Asiriólogos".

II. Si todavía no conocen a Día X menos 60 y su gran "Adimensional", vayan a su página inmediatamente y escuchen esos cinco cortes cuyo impacto es sólo comparable al sufrido por alguien que deje caer la tostadora enchufada dentro de la bañera mientras se está dando un baño de burbujas.

http://diaxmenos60.bandcamp.com/

III. Si participan en el I Concurso Gastronómico Internacional Tu Primera Cocina Chispas y Cambio Radical podrán ganar un lote de cacharros de cocina estupendos. Yo, por mi parte, pienso participar con alguno de los tradicionales y pesadísimos platos de la cocina napolitana (o siciliana, todavía tengo que decidirlo). Encontrarán las bases aquí:

http://culinarycompetition.blogspot.com/2010/11/proximamente.html

martes, 26 de octubre de 2010

Ya tenemos al ganador/-a del I Concurso Asiriológico-Blogero "Malditos Asiriólogos"

¡Qué emoción y qué nervios, seguidores, seguidoras y visitantes ocasionales de este blog! ¡Que ya hay ganador del kit de iniciación a la Asiriología! O, en este caso, ganadora…

¡FELICIDADES, HELTER!


O, lo que es casi lo mismo, Agargāritu. ¡Qué talento para la Asiriología! A Princesa (oséase yo misma) la contactará en breve para hacerle llegar su fantásticamente maravilloso e inigualable (sobre todo inigualable) premio.

Los señores Harry Sonfór “Abūbu” y Llosef “Gidim.hul” han estado muy cerquita de conseguirlo. Felicidades y gracias a tod@s l@s que habéis participado con vuestras respuestas, puntuaciones y comentarios (Badil “Lilâtān”, Cousas “Níg.meš”, Thomas “Burriṣānu”, Pato “Ur-nanše” y Miguelgato “Zibbatu”). Le habéis alegrado la vida a esta pobre cuneiformista (dícese del ser de cabeza gorda y cuerpo etéreo), además de haberos ganado un taburete en el infierno sumerio, que como todo el mundo sabe está lleno de polvo y sólo dan agua. Espero que la experiencia les haya servido tanto para reírse como para hacer nuevas amistades.

Pero no se me desanimen, que aquí habrá premios para tod@s. Estén atent@s a sus cuentas de correo electrónico. No, no les voy a mandar un virus troyano (si acaso uno nipurita), ni el PowerPoint “Hammurabi de botellón bailando la samba”, ni un vídeo subtitulado con la última conversación asiriológica mantenida entre mis ilustres compañeros de trabajo… ya lo verán, ya.

lunes, 25 de octubre de 2010

¡Última llamada!

Se está cerrando definitivamente el I Concurso Asiriólogico-Blogero “Malditos asiriólogos”.

PERO. Níg.meš y Gidim.hul o no han enviado sus puntuaciones o se han perdido por el camino. Ojo, que ya sé que no es tarea baladí esa de puntuar semejantes maravillas como se han leído en este concurso, y que un@ trabaja y que surgen imprevistos y demás. PERO (una vez más), Níg.meš y Gidim.hul, si tienen por ahí sus respuestas, mándenlas sin dilación, o tendré que inventarme algo para equilibrar las puntuaciones generales… y no crean que tengo yo la cabeza para mucha invención.

Mañana publicaremos los resultados. ¡Estén atent@s!

¡Y gracias a tod@s l@s participantes!

lunes, 18 de octubre de 2010

Que estamos cerrando, oiga

¡Que estamos que lo tiramos por la ventana! ¡Venga, venga y venga, que se cierra el I Concurso Asiriológico-Blogero “Malditos Asiriólogos”! Que ya me he leído todas las respuestas y he puntuado, pero que quizás quede algún rezagado o rezagada que todavía se lo está pensando. ¡Que tienen tiempo hasta medianoche!

Y si me dan su permiso, mañana enviaré a l@s participantes las respuestas de sus competidores para que también puntúen y, sobre todo, para que se rían tanto como yo lo he hecho. ¿Me dejan, sí, me dan permiso para que me salte las leyes del copirrai y distribuya sus respuestas?

lunes, 4 de octubre de 2010

I Concurso Asiriológico-Blogero “Malditos Asiriólogos”



Con motivo del congreso asiriológico estival del que les he mantenido (desigualmente) informados en las últimas semanas, en coincidencia con el primer aniversario del doctorado obtenido por la Princesa, y ante la proximidad de la no menos importante celebración de la Boda Asiriológica Romanogalaica, se convoca la primerísima (y quizás única) edición del I Concurso Asiriológico-Blogero “Malditos Asiriólogos”.

Bases del concurso

1. Pueden (y deben) participar tod@s l@s que lo deseen. Si ha sido obligad@ a participar bajo amenaza o coerción, denuncie su caso. Si toma parte en el concurso bajo los efectos del alcohol, las drogas o el picante, sus respuestas serán consideradas válidas.

2. Responda a todas y cada una de las 10 preguntas incluidas en el apartado Las 10 preguntas del I Concurso Asiriológico-Blogero “Malditos Asiriólogos”, sin valerse de enciclopedias ni internet ni ningún otro medio externo a su ser mismo que, a tal efecto, se considerará ilícito e invalidará su participación en el concurso. Envíe sus respuestas, junto con sus datos personales (los que considere oportunos), a la siguente dirección de correo electrónico: batcaver_blog@yahoo.es. El plazo de admisión de respuestas se dará por finalizado el 18 de octubre (del 2010, sí).

3. Vencerá el concurso el / la participante que:
a) menos sepa de cuestiones asiriológicas (y con que me entere que algun@ finge ignorancia para ganar el concurso se lo haré pagar caro, ¡toca ser sincer@s!);
b) a pesar de su desconocimiento, consiga salir del paso airosamente con respuestas e interpretaciones atrevidas, originales, sesudas y, sobre todo, profundamente asiriológicas.

4. El jurado lo formará la Princesa, que para eso estamos en monarquía y, en caso de que ésta se vea incapaz de decidir, que para eso la Princesa es gallega, echará mano del sabio consejo de la persona o personas que considere oportunas (muy probablemente, l@s propi@s participantes del concurso).

5. El premio consistirá en un formidable kit de iniciación a la Asiriología no disponible en tiendas. Si la princesa no vaguea más de la cuenta, habrá segundos y quintos premios, y premios de consolación y lo que se tercie.

6. El concurso se fallará antes de Navidades (del 2010, de nuevo), y el vencedor o vencedora (o vencedores/-as) recibirá el kit de iniciación a la Asiriología a través de correo postal. Y en caso de que el vencedor/-a sea galleg@, hará entrega del kit la Princesa en persona en el Skimo, los Soportales, la catedral de Santiago, el Museo de Pontevedra o mi casa del pueblo.

7. Si se me ha olvidado especificar algo, cosa más que probable, escríbanme e intentaré enmendarme en lo posible.

Y participen, que el otoño en Alemania es casi tan deprimente como el invierno.

Las 10 preguntas del I Concurso Asiriológico-Blogero “Malditos Asiriólogos”

1) ¿Por dónde cae Mesopotamia?

2) ¿Cómo se logró descifrar la escritura cuneiforme? ¿Por qué el cuneiforme recibe tal nombre? ¿Cuáles son los principios de dicha escritura?

3) ¿Qué tipo de información se puede encontrar en las tablillas cuneiformes? O dicho de otro modo, ¿de qué suelen tratar? ¿Cuáles son los temas preferidos de los escribas?

4) ¿A qué se refiere la expresión “los cabezas negras”?

5) Nombre cinco cosas que considere típicamente mesopotámicas.

6) ¿Qué es un asiriólogo? ¿Y un sumerólogo? ¿Y un hititólogo? ¿Tienen algo en común estas criaturas? Razone la respuesta.

7) Cráneo de ser humano, excremento de marinero, hígado de lobo, lengua de perro, ¿qué tienen en común estas cosas?

8) šà.zi.ga es un tipo de ritual empleado ¿para qué?

9) En base a la respuesta anterior, (d)escriba su particular ritual šà.zi.ga. Especifique tanto la agenda (actos performativos) como la dicenda (encantamiento(s), recitación) del mismo.

10) Imagínese que es un adivino o adivina del siglo VIII a.C. que ejerce su profesión en alguna ciudad del imperio neoasirio. ¿Qué técnica o técnicas adivinatorias practicaría para preveer el curso de los acontecimientos?

jueves, 23 de septiembre de 2010

Congreso de Asiriología II: Por sus pintas los (re)conoceréis

He aquí un sorbete gráfico entre plato y plato (o entre post y post): la alfombra roja de la Asiriología se extiende para deleite de sus miradas curiosas. Si ya sé que son un@s cotillas.

Y a ver si encuentran a la Princesa…

http://www.rai-barcelona.org/photos

jueves, 19 de agosto de 2010

Naturaleza muerta



Jueves por la tarde en Roma. Estoy transcribiendo una tablilla de contenido ginecológico que ya fue publicada hace 40 años. La fotocopia de la copia autógrafa se apoya en un delicado atril de madera, que hasta fecha no demasiado lejana costaba 50 céntimos en el IKEA. El atril se apoya sobre un libro de recientísima publicación sobre la medicina babilónica antigua, que se a su vez se sostiene sobre el volumen 2(1) de la prosopografía del imperio neoasirio, que arrima el lomo al segundo volumen de los archivos y bibliotecas de la ciudad de Assur, que descansa sobre el tomo fotocopiado de Hunger sobre los colofones asirios y babilonios.

Si esto no es una naturaleza muerta y bien muerta, que baje Zurbarán y lo vea.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Congreso de Asiriología I: Intro a capella



Los escarceos de Billy Idol con el mundo de la arqueología


Hace más una semana que terminó el congreso anual de Asiriología. Cuando informé a un amigo que estaría en Barcelona para participar en tan magnífico evento,
éste me interpeló: “¿Pero hay suficientes asiriólogos como para montar un congreso?”

¡¿Que si los hay?! ¡Mon dieu (ilīya, que diría un acadio), por supuesto! Lean, si no, las muy informativas líneas que sobre su natura y desde mi humildad atípicamente asiriológica, les dedico a continuación.

Ellos, los otros: ¿Cómo reconocerlos?

Acéptenlo y no se llevarán un disgusto: no existe ningún método fehaciente para reconocer a un asiriólogo a primera vista, a menos que no los vea reunidos en rebaño en un espacio cerrado, portando cartelitos con sus nombres prendidos en la pechera (siempre habrá el sabiondo de turno al que le dé por escribir su nombre en cuneiforme), rodeados de carteles y bandanas indicando que sí, esto es un congreso de asiriología. El uso de camisetas con los logos “No me toques las tablillas”, “Donde pongo el ojo, pongo la cuña” o “Sumerian is dead” todavía no se ha popularizado entre la comunidad.

Los miembros de este grupo humano (llámesele secta, profesión o desgracia) son de lo más variopinto: Sadakos salidas directamente del pozo de “The ring”, papá noeles de luengas barbas amarillas, sacerdotes, exsacerdotes y adoradores de cultos varios, borrachuzos con mil anécdotas (mayormente embarazosas) a sus espaldas, donjuanes esperpénticos capaces de competir con Liz Taylor en lo que a número de casamientos (y separaciones) se refiere, pijos con aire de crítico de arte neoyorquino, víctimas del tatuaje que exhiben tablillas y lamassus a lo largo y ancho de sus cuerpos serranos, tiquismiquis tocanarices, freaks de la gramática, aristócratas de culo prominente, señoras con cara de lagarto, basiliscos furibundos, británico/as crecidos a la sombra del Cambridge dictionary, cuadriculados autómatas, cuadriculados simpáticos, aprendices de Harry Potter, gente que pasaba por allí y se quedó en la profesión, llorones, prepotentes, engreídos, vagos, hormiguitas trabajadoras, amazonas intelectuales, dormilones que en el turno de preguntas siempre tienen dudas que les corroen la tripa, etc. En este caso, un largo y variado et cetera. Yo misma me distinguí en esta ocasión por mi apariencia de Billy Idol con alpargatas. ¡No se fíen, por lo que más quieran! ¡Cualquiera puede ser uno de ellos!

Pero, ¿de qué se habla en un congreso de Asiriología?

En los convenios de este tipo se dan cita principalmente filólogos, adictos a las lenguas semíticas, arqueólogos e historiadores. Esto se traduce en conferencias de tema múltiple, que si tal o cual composición literaria sumeria, que si la reconstrucción del pasaje de Y a partir de un nuevo fragmento procedente de la excavación en el sitio de X, que si una tablilla con un encantamiento que me he encontrado en un altillo de la cocina, que qué quiere decir tal término en los textos del tercer milenio, que si la cadena verbal sumeria, o la ergatividad, que si los relieves de los palacios asirios me dicen esto (o lo otro), que si este ritual se realizaba en tal período del año con motivo de cual evento, etc.

Pues con lo que me ha dicho no lo tengo claro. ¿Se divierten los asiriólogos en dichos eventos?
En general, sí, y no tanto por las conferencias (aunque de todo hay) sino por la vidilla social que trufa la semanita del congreso: recepción por aquí, performance de danza contemporánea por allá, confraternización con colegas, amigos y enemigos de toda la vida, compra de libros en los tenderetes de las editoriales, cierre de tratos típicamente asiriológicos (este fragmento de tablilla que te puede interesar, te cambio dos textos de los tuyos por siete de los míos y sales ganando, etc).

Esto a grandes rasgos. Tendría que contarles, por supuesto, el cariz que tomó mi personal vivencia, pero esta entrada ya resulta demasiado larga, y sinceramente, tampoco tengo muy claro que les interesen mis aventuras mediocres en el negocio de la tablilla. Con pelazos a lo Billy Idol y todo.

viernes, 23 de julio de 2010

O poder da cona... digo... da cuña!




Pois semella que por fin rematou o semestre, e con el, o ano académico. Ai!, mais o traballo continúa. Veña textos enrebechados, veña artigos e PowerPoints. E as vacacións? A ver se a finais de agosto...

Dígolles que aprobei o meu exame de alemán con boa nota (demasiado boa, tendo en conta o mal que falo), que cheguei ó día de hoxe cun cansancio non só físico senón tamén metafísico, que ultimamente non sei que me pasa que semella que teño o ollo afiadísimo para isto do cuneiforme, que onte choveu, e hoxe, tamén.

Pero tamén lles digo outra cousiña: o sábado marcho a Barcelona 8 días para participar no congreso anual de Asirioloxía. Congreso de Asirioloxía, miñas damas, meus señores!!! Vamos, que moi mal ten que ir a cousa para que non lles presente aquí un informe detallado do evento!!! E vostedes, se seguiron con atención este blog, xa tiveron a ocasión de albiscar os caracteres sen par deses seres de ultratumba que son @s asiriólog@s. Emoción, intriga, dor de barriga!!! Á volta dareilles un curso intensivo para que aprendan a recoñecel@s (o curso será online e totalmente gratuito, aínda que se admitirán doazóns, lembren que eu tamén son unha deles!).

E non se esquezan de pasalo ben.

viernes, 9 de julio de 2010

Un día como hoy



En un día como hoy (miércoles 7 de julio de 2010) me levanto a las 7:10 después de haber dormido mal en una noche llena de sueños extraños (los sueños siempre lo son).

Después de asearme, vestirme y desayunar mis habituales tostadas con café, camino hasta Markplatz para coger el tranvía 5. A esa hora las calles están todavía desiertas. El 5 sale de la ciudad bordeando el río Neckar, cruza los campos de girasoles y las planicias verdes a través de Seckenheim y Edingen hasta llegar a Heidelberg. Repaso las notas del Referat (= presentación) que he preparado para mi clase de alemán de hoy.

Me bajo en Bismarckplatz y camino hasta el instituto de arqueología, donde organizan un workshop que han titulado “Doors of perception”: no reparten margaritas ni LSD, sino que presentan distintas ponencias sobre arqueología próximo-oriental. Bianca es la primera en hablar, hace años que no la veo, y esta constituye una buena oportunidad para el reencuentro. Otras personas que conozco presentan sus trabajos y quiero estar allí, apoyando de alguna manera. De las 9:00 a las 13:00 participo en el taller. De las 13:00 a las 14:00 como con Bianca, Federica, Giovanna y Niham en la Mensa universitaria (ay, los comedores, la antítesis de la comida casera).

A las 14:00 vuelvo al instituto de Asiriología. Trabajo en un artículo que me ronda la cabeza desde hace un par de días: el uso de metáforas bélicas para describir el parto, y viceversa, el recurso a la imaginería del parto para describir enfrentamientos militares en los textos cuneiformes. Una tesis de una estudiante americana, defendida en el 2008, ha tratado ya el tema: desánimo. El enfoque que ha usado, sin embargo, me anima a continuar con mis pesquisas y a buscar mi propia vía de análisis.

A las 16:15 voy a clase de alemán. El profesor nos hace escuchar una canción futbolera, hablamos del examen de la próxima semana, tres estudiantes presentamos nuestros “Referats”. Soy la última en hablar, estoy nerviosa, pero consigo exponer el tema: Deutsche phantastische Literatur.

La clase termina a las 18:05, vuelvo al instituto de Asiriología, chequeo el e-mail, descargo mi dosis semanal de Los dos de la tarde - La décima víctima (¡Hola, Llosef!), y recojo mis cosas para irme. Voy a la sala principal de la biblioteca, donde Giovanna estudia, para decirle que no veré el partido España-Alemania en su casa con Claus y Federica, que prefiero volver a Mannheim y descansar. Hablamos durante 40 minutos sobre los bichos raros que pueblan el mundo asiriológico y extra-asiriológico, y nos reímos un rato. “Ciao!” “Ciao!”, y cojo el 32 hasta Bismarckplatz y de nuevo el 5.

Cuando llego a Mannheim, el partido ya ha comenzado y en todos los bares y restaurantes se escucha la retransmisión deportiva. Llego a casa, me hago unos fideos chinos, escucho el partido por la radio, salto con ese primer y único gol. No me gusta especialmente el fútbol, pero esto es distinto, es otro tipo de lucha, quiero que pierda Alemania. España gana y en mi barrio... silencio. Después de unos 10 minutos se escuchan algunas bocinas, cláxones y petardos: sin duda, somos una minoría en la zona.

Escucho la sección de “literatura raruna” que José Luis “Llosef” ha preparado sobre Ambrose Bierce para el programa radiofónico Los dos de la tarde. Como siempre, me contagio de entusiasmo y decido que mañana buscaré la obra de Bierce en la biblioteca para leerlo o releerlo.

Me preparo un té. Riego la planta de menta, que con este calor terrible se ha puesto mustia. Empiezo a tener sueño...

domingo, 20 de junio de 2010

Llévenselo todo



No es fácil vivir en tierra ajena, lejana, extraña, en la nación de los afectos de otros.

Que te roben entrando por la ventana de la cocina, tampoco.

Si se combinan ambas opciones, fatal, peor que peor, impotencia al cuadrado. Justo lo que me sucedió hace 10 días. La ventana abierta de la cocina en un primer piso un tanto inaccesible fue manjar apreciado por el ladrón que se coló en mi apartamento, llevándose el ordenador nuevecito de Lo, mi cámara de fotos, y unos cuantos billetes que había reservado para intentar quitarle a mi minúsculo refugio ese aire asépticamente triste y cerebral.

Ni el más modesto, insulso y anónimo de los agujeros está a salvo. ¿Qué es lo que me queda de consuelo en esta tierra bárbara? ¿Comer bretzels, beber cerveza, confraternizar con los borrachos del barrio?

Ay, la autocompasión, el elixir que nunca falla.

miércoles, 2 de junio de 2010

Cosas que he hecho últimamente I - La primera vez



¿Es vagancia o exceso de trabajo? ¿Falta de imaginación o sobreexcitación neuronal? ¿Vida regulera o amor por el secretismo? Dígamenlo ustedes... lo cierto es que no me prodigo en mensajes, entradas ni comentarios, y no será porque no quiera. En fin.

Cosas que he hecho últimamente, sí. En concreto, por primera vez.

I. Despedida de soltera


Parece un mouse, ¿verdad? Pues les aseguro que no lo es... ¡no lo conecten al ordenador, por dios!

Una compañera de Heidelberg (de origen italiano) se ha casado con otro compañero de Heidelberg (de origen alemán) en un pueblo toscano hace cosa de 5 días. Como suele ser costumbre, las amigas de Ella prepararon una fiesta de "addio al celibato" (en Heidelberg) a la que yo fui invitada.

Pues bien, sus amigas la obligaron a ponerse una camiseta con una foto del prometido, falda hawaiana rosa, un velo imposible de colores surtidos sujeto a una corona de princesa, y un cinturón de cazador (también rosa) con pequeñas botellas de licor en lugar de balas. De esta guisa se paseó por el centro de la ciudad universitaria bajo una lluvia insistentemente helada.

Una vez en su casa, hubo una sesión de Tuppersex. Para quien no conozca la naturaleza de la actividad, les diré que no es más que una venta a domicilio con demostración, pero en lugar de mostrar la utilidad de distintos cacharros de plástico, la vendedora explica los beneficios de juguetes sexuales y productos eróticos varios. Fíjense que curioso: para probar los grados de vibración de la mercancía, la vendedora nos sugirió que colocásemos la punta del artefacto sobre nuestras respectivas narices. Todo aquel que haya pasado por la calle en aquel momento, habrá visto a un corrillo femenino realizando un extraño rito: circulación de vibradores y estimulación nasal.

A esto siguieron los aceites lubricantes de sabores: piña colada, melón, tarta de queso, chocolate... un empacho de sabores dulzones y artificiales con regusto cosmético. ¿Hubiese sido mejor una línea "Sabores mediterráneos" con equivalentes al gusto de pesto genovés, funghi porcini, romero o parmesano? No sé, a mí, en principio, me habría gustado más.

Una vez terminada la sesión, que, les puedo asegurar, duró lo suyo, hubo ronda de cocktails preparados por un amigo de la mejor amiga de la novia. Rico rico. Se ahorraron el stripper, por fortuna.

¿Que si me divertí? Digamos que moderadamente. Conozco superficialmente a las organizadoras de la fiesta, y eso siempre resulta una traba a la hora de entablar conversación, con la dificultad añadida del alemán. Sin embargo, imagino que empuñar sendos cilindros de silicona en grupo debería acercar a las personas, crear sentimientos comunitarios y de pertenencia grupal. "He visto cosas que vosotros no creeríais...".

lunes, 10 de mayo de 2010

Magdalenas universales I: ¿En qué la mojaba Proust?



La vida permite construir todo tipo de comparaciones e imágenes posibles: que si la vida es un juego, un campo de batalla, o de fútbol, un escenario. La vida es una como una caja de bombones (lapsus freudniano: la primera versión de este texto rezaba “una caja de bombonas”... ¿será poque a veces la vida te explota en las narices?), como la noria, como la montaña rusa. Ya puestos, la vida es como el cluedo, como un todo a 100, como un par de zapatos de tacón de aguja. La vida es como el gazpacho: se aprovecha el pan duro de ayer para poder comer hoy. La vida es como una gigantesca magdalena de Proust mojada innumerables veces en lo que creemos recordar que fuimos, un momentáneo retorno en loop a aquel momento del que ya nos habíamos olvidado en el que caminábamos Muntaner arriba, era otoño y los vendedores envolvían suculentos cucuruchos y paquetitos de boniatos y castañas asadas. Dos perros ladran en Mannheim el 8 de mayo de 2010, y de repente me encuentro en una calle de Barcelona en octubre de 2001...

viernes, 30 de abril de 2010

En la noche de Walpurgis



Es decir, hoy. En Heidelberg, l@s estudiantes celebran la Walpurgisnacht con la ascensión al Heiligenberg y la posterior quema de hogueras e ingestión de alcohol en el Thingstätte, el teatro al aire libre, a imitación de las obras arquitectónicas clásicas, construido bajo el Nacionalsocialismo.

Para aquell@s que, como yo, no destacan por sus cualidades deportivas, el calendario de eventos posibles se multiplica: desde curiosear en la fiestorra que han organizado en la Mensa, hasta irse a casita para ver una película de terror acompañada de un sac börek con espinacas y queso de oveja (por ejemplo). O, quien tenga la fortuna de encontrarla en la biblioteca o en la librería de turno (y, desafortunadamente, no es mi caso), leerse la novela Walpurgisnacht de Gustav Meyrink.

En todo caso, sean o no devot@s de Santa Walpurga, les sugiero que se descarguen y escuchen el siguiente podcast vampírico-musical emitido en el programa de radio El sótano y que se marquen unos buenos bailes, que al fin y al cabo es viernes, y se han pasado toda la semana trabajando o estudiando o incluso ambas cosas.

R'n'R desde la cripta: vampiros, Draculinas y otros chupasangres (El Sótano)

martes, 13 de abril de 2010

Lecciones lapidarias I: La piedra vampira

De la piedra que chupa la sangre



Del deciseseno grado del signo de Aries es la “piedra que chupa la sangre”. Ésta es de su natura caliente y seca. Y hállanla en algunos lugares, en las partes de Oriente. Su color es verde y ha en ella una mancha bermeja, y quien la toma en la mano, hállala áspera y fulana porque es porosa. De facción es, de la una parte llana y de la otra redonda, en figura de media espera.

Su propiedad es tal, que si rompen el cuero a cual animal quiere y la ponen allí, tira la sangre por muy gran fuerza. Y esto hace en el cuerpo vivo, más no estando la sangre apartadamente. Y quien quisiere saber la cantidad de la sangre que tira, débela pesar cuando la hubiere tirada, y después métala en agua caliente, y saldrá de ella toda aquella que ha tirado, y ficará como antes era; y pésela entonces otra vez, y sabrá la cuantidad de la sangre que tiró.

Alfonso X, rey de Castilla Lapidario (edición de Sagrario Rodríguez M. Montalvo, según el manuscrito escurialense H.I.15, Madrid, Gredos, 1981).

Texto disponible online a través de la Biblioteca Virtual Cervantes:

http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/01604185103474960770035/p0000001.htm?marca=lapidario#

jueves, 25 de marzo de 2010

Sin título



Muchachos visitantes de la España exterior, os dedico la imagen de este blog. ¡La mansenta alimenta! ¡Con mansenta no hay hígado que se arrepienta! ¿Por qué no nos habremos atrevido a probarla? Ah, ya, porque la patrocina Marilina Manson, me había olvidado…


No les sorprenderá saber que mi vagancia en asuntos mundanos se ha visto incrementada en las últimas semanas. Es más, he aquí la prueba viviente (o el suspiro moribundo), este jardín convertido en naturaleza muerta en el que mis paseos son cortos y ejecutados con paso rápido. Pero he trabajado mucho, y si las habituales demoras editoriales no se prolongan más de la cuenta, en los próximos meses deberían publicarle tres artículos a esta vuestra Princesa (en su avatar serio-asiriológico y científico-asalariado).

La primavera ha llegado a esta parte de Alemania, y sospecho que han sido Laura y Tomás los que han cargado con varios quilos de polen y de sol en sus respectivas maletas. Ellos han sido, además, mis primeros huéspedes llegados del espacio exterior, cargados de regalos como papanueles* providenciales. Es una pena que no pueda ilustrar este post con las fotos de esos días, que no puedan ver las caritas de estos dos la primera noche que probaron la cerveza tostada que sirven en el Bernstein, ni el paseo bajo la lluvia incesante que nos acompañó en nuestra visita al cementerio judío de Worms, ni el derrumbe nocturno sobre nuestros respectivos colchones una vez finalizada la jornada. Aunque quizás deberían ser ellos, L. y T., quienes hablasen de sus impresiones y no yo, que cuento con la ventaja de haber ejercido de anfitriona.

Un fenómeno extraño: estoy perdiendo mi capacidad para comunicarme en un sentido absolutamente literal, puesto que, de forma involuntaria y no premeditada, he creado un Frankenstein lingüístico en el que zurzo, remiendo y remato el inglés con el alemán, y el español con el italiano (sazonado aquí y allá con unos granos de gallego y catalán). T. y L., para mayor vergüenza de esta que os escribe, han podido comprobarlo en oído propio. Un desaguisado.

Una confesión cualquiera: quizás deba admitir que, dentro de mi desarraigo semiforzoso y de la evidente morriña que me acompaña como sombra fiel, he encontrado un cierto equilibrio que me permite vivir y sobrevivir en terruño germánico. En mi espartana cotidianidad de la que L. y T. (de nuevo) pueden dar fe, la radio y los libros me acompañan, obligándome a aprender, a pensar, a distraerme también. Seguramente Heidelberg-entre-montañas no sea el agujero ruin que tantas veces les he descrito. Probablemente Mannheim tenga su aquel de encanto proletario, y el Rhin sucio sembrado de fábricas resulte un paisaje tan conmovedor como un monte Fuji fumador y trasnochado. Quizás sí. Quizás no.

Una novedad: me he comprado el deseado (por mi parte, claro está) The Secret Garden de F. Hodgson Burnett. Con los jardines siempre de por medio (¿Te da cuén?).

Chiquiteando con subtítulos, lo que me faltaba. ¿Qué será lo próximo?

Por cierto: con amig@s se vive mejor.

*Papanuel: versión gallega suroccidental de Papá Noel.

viernes, 19 de febrero de 2010

(Re)invenciones científicas del siglo del apagón


Ya no basta con estar loc@, ni con sumirse en ásperos y saturninos silencios apoyando la cabeza en el puño derecho, ni con vagar por cementerios en blanco y negro envueltos en lluvia y cuervos graznantes... no es suficiente deprimirse, ni declararse melancólic@ crónic@, ni experimentar euforias desaforadas: tu enfermedad debe forzosamente poseer un nombre. Otra vuelta de tuerca: tu estado de ánimo debe poder ser "patologizable", diagnosticable, medicalizable.

Recuerdo haber leído hace tiempo que cada año se "descubren" nuevos tipos de trastornos psicológicos, nuevas enfermedades que contribuyen tanto a engrosar las páginas de las publicaciones especializadas, como a hacernos sentir aún más inadaptad@s, más incómodos en nuestras vidas. PERO. La enfermedad no es más que una construcción cultural: más allá de la migraña, de la indigestión y de la caries (que por supuesto molestan y adoloran), existe una enorme telaraña sistémica que no sólo identifica, interpreta, explica e interviene sobre el mal, sino que justamente mediante estos procesos de identificación e intervención, lo crea. Independientemente del "cómo me siento en mi fuero interno etc", existe ese gran ser tentacular llamado biomedicina que se empeña en distinguir mil y un subtipos de depresión, como si esa disección taxonómica mínima ayudase realmente a aislar la raíz del problema.

Si es que el problema existe realmente y no se trata de un esfuerzo absoluto por hacernos encajar en el modelo patológico de nuestros días. Si la religión fue opio en su día, en el presente es la ciencia quien detenta ese papel (y si no, que se lo pregunten a Kuhn y a su The Structure of Scientific Revolutions). Nos creemos a pies juntillas la expansión del universo, la exitencia de las partículas subatómicas o de la antimateria, pero el común de los mortales no poseemos los conocimientos ni los medios adecuados para poder comprobarlo por nosotros mismos (sin considerar que esos mismos conocimientos y medios proceden SIEMPRE de una serie de presupuestos mediados, elegidos en base a ciertos criterios en detrimento de otros: no existe una real imparcialidad ni asepsia en el proceso).

Y para que no se me asusten, aquí les dejo una NOTA CONTEXTUAL. Estoy escribiendo un artículo sobre la melancolía en Mesopotamia (si es que el término puede ser aplicado en este caso, por supuesto), y leyendo y leyendo he podido comprobar la multiplicidad de interpretaciones que se le ha dado al término desde su uso inicial en la antigua Grecia hasta nuestros días. Interpretación = versión (individual o colectiva) de la vida. La ciencia es una construcción humana, el espejo dominante que nos devuelve una versión de nosotr@s mism@s. Y la versión no es lo real... ¿qué es, entonces, la realidad?

jueves, 11 de febrero de 2010

31 é número primo

Gracias a tod@s por tervos lembrado de min no día do meu cumpreanos. Estes 31 pasaron sen darme de conta, nun pis pas, sen celebración pero con moito traballo, exercendo por primeira vez como docente nun seminario longo, intenso, interesante e esgotador. Tres días tres de exposición e análise de textos médicos cuneiformes, con especial atención ás enfermidades femininas. Hoxe é o meu primeiro día libre dende que cheguei a Roma, e podo asegurarvos que non me teño de pé.

Pato, Xavi, Thomas, Laura, Llosef, Mila, Lo (e @s que nunca lerán este blog: Bene, Matteo, Ale, Marta, Filena ...), gracias polas vosas felicitacións.

En breve, máis noticias. Statemi bene.

miércoles, 13 de enero de 2010

EL TÍO OTTO Y EL MAR DE PELUSA


En esta ocasión, como por arte de magia y birlibirloque, de tres post mal articulados me he sacado uno, uno único, por cierto. Un post muy alemán. Aquí hace mucho frío y les echo de menos.

Domingo, 10 de enero de 2010

¿Cuántas veces seguidas se puede escuchar la misma selección de música sin volverse loco? ¿Cuánto hay que beber, fumar y consumir en general para conseguir escuchar el mismo cd una y otra vez después de una larga noche de juerga sin llegar a perder la razón? Yo desconozco la respuesta, y no tengo intención de bajar a la calle para preguntárselo a mis vecinos espontáneos, que desde las 8 (o incluso antes) de esta mañana de domingo, corean los mismos Greatest Hits rockeros (Wish you were here, Paranoid, Whole lotta love). No sé si son los restos trasnochados supervivientes a la hora de cierre del Onkel Otto Bar, o si los mormones han adoptado métodos más modernos para captar adeptos, pero ya es la 1 de la tarde, y estos siguen, aunque notablemente con menos fuerza, amenizando este domingo blanco y silencioso.

De esta guisa les doy la bienvenida a mi nuevo apartamento en Mannheim, austero en la decoración y en la disposición, y con un claro predominio del blanco y del negro. Cotidiano invernal en B/N, como mi vida misma. Hasta Darwin en su postal sepia mira para otro lado, “yo a esta no la conozco de nada, oiga” (o quizás simplemente se esté preguntando cómo llegar a la postal de su estudio, que pende de una chincheta unos centímetros más abajo).

Sin fecha

No hay manera de encontrar palos de escoba en los supermercados alemanes. Almohadas anatómicas, calzoncillos y hasta palas de nieve, sí, pero ¿escobas? ¿Y qué me dicen de las fregonas, que en su día fueron el principal producto de importación de los trabajadores/as españoles/as en el extranjero teutón? Siguen siendo producto de lujo.

Háganme caso. No se fíen de un país que navega en el mar de la pelusa.

Lunes, 11 de enero de 2010

Cada día cojo dos tranvías, un tren y un autobús (o un autobús, un tren y dos tranvías) para ir al trabajo y volver a mi espartano hogar. Entre Mannheim y Heidelberg se extiende una extensa Nada sólida, cubierta de nieve inmaculada y virgen sobre la que nadie ha puesto el pie. Son campos extensos sembrados de macizos postes metálico-eléctricos, de seda helada, de hileras escuálidas en las que se alinean árboles mondos y arbustos tiritantes. Cuando voy en tren sólo existen dos colores en el mundo, el blanco cegador y el negro retraído, y me gustaría que algún paisajista dejase a un lado las verdes colinas, los riachuelos primaverales y todo el cobre del otoño, y se atreviese a pintar un cuadro con estos dos colores, las dos esencias, los dos venenos de mi día a día.

Nota de última hora. Mi hogar se queja y pide que rectifique mi anterior afirmación: el señor Hogar da Princesa se declara espartano en cosas mundanas, pero poblado de ideas. Unas ideas muy habladoras y ruidosas, por cierto, y que no pagan su parte de alquiler, pero que me hacen mucha compañía, y por ello me inclino y genuflexo ante ellas.

lunes, 4 de enero de 2010

Una difícil elección



Discúlpenme si me salto los preliminares (¿Cómo están? ¿Han empezado el año con buen pie? Feliz 2010. ¿Han hecho muchos regalitos?, etc), pero ¿qué les parece si me ayudan a elegir qué libros llevarme a Alemania para mi cotidiano y saludable solaz?

Elijan tres títulos de la lista que encontrarán a continuación, teniendo en cuenta sus inclinaciones personales, su curiosidad, o su desidia. Como única condición les pediría que incluyesen en su tríada uno de los títulos del 13 al 17 (ensayos y estudios históricos).

Sepan disculparme si incluyo wikilinks en algunos títulos para que usen como puntos de información en lugar de facilitarles datos de mi puño y letra, pero no dispongo de prosa aguda (mucho menos llana o esdrújula) en estos mis últimos días de vacaciones.

Y gracias de antemano por sus sabios consejos.

1) Charles Maturin, Melmoth the Wanderer
http://en.wikipedia.org/wiki/Melmoth_the_Wanderer

2) Charles Dickens, Bleak House
http://en.wikipedia.org/wiki/Bleak_House

3) James Joyce, Dubliners
http://en.wikipedia.org/wiki/Dubliners

4) Charlotte Brontë, Shirley
http://en.wikipedia.org/wiki/Shirley_%28novel%29

5) Ramón J. Sender, La aventura equinoccial de Lope de Aguirre
http://es.wikipedia.org/wiki/Lope_de_Aguirre

6) Wilkie Collins, The woman in white
http://en.wikipedia.org/wiki/The_Woman_in_White_%28novel%29

7) Charles Nodier, I demoni della notte e altri racconti (Smarra, ou les démons de la nuit)
http://en.wikipedia.org/wiki/Charles_Nodier

8) Yasunari Kawabata, Racconti in un palmo di mano (Tenohira no shōsetsu)
http://en.wikipedia.org/wiki/Palm-of-the-Hand_Stories

9) Yukio Mishima, Dopo il banchetto (Utage no Ato)
http://en.wikipedia.org/wiki/After_the_Banquet

10) Yukio Mishima, Neve di primavera (Haru no Yuki)
http://en.wikipedia.org/wiki/Spring_Snow

11) Sawako Ariyoshi, Il fiume Ki (Ki no kawa)
http://en.wikipedia.org/wiki/Sawako_Ariyoshi

12) Jean-Paul Sartre, La nausea (La Nausée)
http://en.wikipedia.org/wiki/Nausea_%28novel%29

13) Jacques Le Goff, La nascita del purgatorio (La Naissance du Purgatoire)
http://es.wikipedia.org/wiki/Jacques_Le_Goff

14) Marc Bloch, I re taumaturghi (Les Rois thaumaturges. Étude sur le caractère surnaturel attribué à la puissance royale particulièrement en France et en Angleterre)
http://es.wikipedia.org/wiki/Marc_Bloch

15) Carlo Ginzburg, Historia nocturna. Las raíces antropológicas del relato (Storia notturna. Una decifrazione del sabba)
http://es.wikipedia.org/wiki/Carlo_Ginzburg

16) Jean-Claude Schmitt, Spiriti e fantasmi nella società medievale (Les revenants. Les vivants et les morts dans la société médiévale)
http://es.wikipedia.org/wiki/Jean-Claude_Schmitt

17) Antonio Caronia, Il corpo virtuale. Dal corpo robotizzato al corpo disseminato nelle reti
http://www.wikiartpedia.org/index.php?title=Il_corpo_virtuale._Dal_corpo_robotizzato_al_corpo_disseminato_nelle_reti