jueves, 7 de mayo de 2009

VERSIÓN, CONVERSIÓN, AVERSIÓN



Tranquil@s: o río Neckar non voltou chamar por min dende o seu negro corazón de augas suxas, para a tranquilidade de Bismuto que ameazaba con bebe-lo cauce enteiriño (non llo aconsello a ninguén, a menos que desfrutedes coas mortes lentas e agónicas).

En Heidelberg altérnanse días de choiva, días grises, e días estivais, cunha periodicidade algo sospeitosa. Hoxe estamos na fase "días de verán", con calor e sol ferinte, dentes de león voando etéreos polo luminoso ceo heidelberguiano, e unha Princesa de ollos irritados que fuxe da luz coma un alma en pena.

Ai, as almas en pena... debe de ser este cansancio crónico meu que xa dura anos polo que onte me deu por poñer vídeos en YouTube como fío musical mentres introducía algunhas correccións na (tachán!) tese. Entre eles, algunhas entrevistas á Anne Rice convertida ó catolicismo que, sen renegar das súas novelas vampíricas, honra, dende hai unha década, ó señor deus todopoderoso coas súas novelas. Imaxínadevos a escea: Anne Rice e un crego comentado a visita do papa Razinger nos USA. Só conseguín ver un par de minutos (non destaco pola miña paciencia en cuestións de igrexa).

En que nos convertiremos no futuro? Molládevos!!

Aquí vai a miña predicción: serei unha Princesa siliconada co pelo tinxido de loiro de perruquería; formarei parte dalgún tipo de agrupación social/cultural/política con vocación evanxélica movida pola profunda convicción de que EU COÑEZO A VERDADE E DEBO PREDICALA; consecuentemente, adicareime a escribir manuais de autoaxuda tipo "Cómo curar la depresión con los huevos de Fabergé".

4 comentarios:

Pato dijo...

Aja, ja, ja!! ¡Viva! Me gustan las predicciones (o entelequias, como gusta llamarlas el Joven Rappel). Yo seré un muerto viviente que saldrá de la tumba porque unos ladrones me habrán quitado el pendiente de oro con el que me enterraron... Comeré carne humana y ladrona. Beberé Abscenta. Seré, en definitiva, un personaje de la Brite. Un personaje que estudia en Liverpool, by the way :D

Thomas dijo...

AhhhhhhHHHHH.

En el futuro, me veo igual que ahora: viviendo en el pasado. Sólo que con más arrugas y achaques que ahora. Y mi caspa no será caspa: será naftalina. De vez en cuando tendré accesos de lucidez que me llevarán al presente (horror!) pero se me pasarán a los pocos días. Seré, en fin, La Momia.

Tristísimo, pero podría ser peor: Podría acabar como la Rice!!!

("Princesa de ollos irritados que fuxe da luz coma un alma en pena"
Muy, muy evocador)

el amigo de ted dijo...

Ummmmmn,jugando a las predicciones...
me apunto.

Solo puedo imaginarme de muy mayor, haciendo cosas de mayores, disparo:

-jugar al dominó,
-subirme el pantalón hasta la altura de los pezones,
-colarme en las obras para insultar a los albañiles
-comentar en directo el noticiero para todo el vecindario
-quejarme de la artritis, del gobierno y de la juventud
-mearme otra vez en la cama

... etc.

Hikari dijo...

Bueno, ya que la versión zombie me la ha quitado Pato, yo seré congelada para despertar dentro de diez mil años y encontrarme con una humanidad que ha retrocedido en la cadena evolutiva y que es dominada por una secta satánica que venera a una divinidad ancestral llamada Carmen de Mairena... viendo el panorama, me suicidaré, lo más probable.