viernes, 16 de enero de 2009

PERDIDA NA NEVE



Na neve, e na néboa, mesta coma un fume que consumise a cidade, cun lume xeado e cortante penetrando no río e escorrendo entre as ponlas núas e tremantes, árbores coma escuros esqueletes cos pés afondados na branca branquísima neve...

Perdida.

Perdida na burocracia e na súa linguaxe incomprensible.

Co cansancio metido dentro, afondo no sono e nos soños.

Cústame poñerlle nome a cada cousa nesta pequena cidade. Porque aquí eu falo diferente. Seguramente tamén penso diferente.

Bótovos en falta, meus queridos, miñas queridas. Tentarei chegar onde estedes a través da mesta néboa que escapa do río para metérseme nos ollos claros.

3 comentarios:

Thomas dijo...

Ahora estoy pasando el fin de semana en Coria, pero queda apalabrado un mail de los gordos para la siguiente (al menos espero que resulte distraído). Mientras tanto, ánimo y ¡resiste!

Be seeing you.

Pato dijo...

No me extraña que te pierdas en la nieve, Princea. Vos sois de nieve. Y es por eso que la aclimatación no tardará en llegar. Un día, sin pensarlo, mirarás a tu alrededor y sabrás por fin donde estás.

A princesa no xardín dijo...

Viele danke, querido Tomás, querido Pato. Hoxe o día espertou... sen neve e con chuvia!!! Do branco ó húmido infinito.