miércoles, 6 de agosto de 2008

EL INCENDIO DE LONDRES, PLAGAS, MISTERIOS Y UN CATARRO INCIPIENTE

ADVERTENCIA: Lo que ustedes estan a punto de leer es un texto sin acentos y desprovisto de nuestra mas famosa e internacional letra, escrito ayer en el corazon de Londres con un teclado italiano... no se me quejen, por favor, que esto si que es espiritu transnacional

Esta entrada del blog se ha hecho de rogar, y mucho... desde que llegué el jueves pasado a Londres, no ha parado de llover. Tan solo he podido intuir el sol, agazapado tras una montanha de nubes grises, en un par de ocasiones.
Hoy por la manhana me he levantado cargada de energia y vivaz, convenciéndome de que ni la lluvia ni la humedad ni las rafagas de viento iban a afectarme negativamente. Pero tras haber llegado media hora antes de la apertura de la biblioteca y haber tenido que guarecerme y esperar en la estacion de Euston ese tiempo, fingiendo leer el periodico y respirando humaredas de tabaco de segundas y terceras bocas, esa primera y naive alegria se volvio tan aguada y gris como este martes de agosto.
Asi que aqui, entre estornudo y estornudo, aprovecho para trabajar en articulos pendientes y para estudiar y ponerme al dia con las nuevas lineas de investigacion, con metodologias varias, y con curiosidades que hasta ahora ignoraba. Este es mi circunstancial laboratorio de experimentos intelectuales: la biblioteca del Wellcome Trust:



Es un lugar funcional, de apariencia aséptica, en el que el aire acondicionado funciona continuamente... quizas por eso camino encogida entre las estanterias y estornudo una y otra vez. El fundador de la institucion fue Sir Henry Wellcome, uno de esos personajes “a tutto fare” que, ademas de dedicarse al negocio de la farmacéutica, fue viajero, coleccionista, emprendedor y gran curioso.

Hurguen en la vida y milagros del senhor Henry Wellcome aqui:
http://library.wellcome.ac.uk/node615.html

Y disculpen por el tono gris (siempre en consonancia con el cielo londinense, eso si) de este primer blog de ultramar, prometo esforzarme para mejorar estilo y contenido.

5 comentarios:

Qcousas dijo...

Comprobamos que segues ás voltas co doutoramento...
Ánimo, parrula, de seguro que xa o es, pero se é posíbel convertiraste na mellor das mulleres expertas despois disto.

Un bico e unha aperta!

Pato dijo...

En el clavo, tu descripción. No habría hecho falta que mencionases el nombre de la ciudad tratada. ¿En qué otro lugar hay tantos tonos de gris?
Me preocupo por ti, en plan madre, pues te veo tan delgada y diminuta en esa urbe apestosa y fría que me dan ganas de ajustarte la bufanda al cuello y pedirte que no te olvides de mirara a ambos lados de la carretera.
Estaré más tranquila cuando te tenga aquí, con un pastel del Montserrat en la mano.
Bico xxx

Thomas dijo...

¡Sí que deben estar mal las cosas para que hables de la lluvia como algo negativo! Claro que no tan negativo como el aire acondicionado, culpable de casi todos los resfriados de verano, en Londres y también en tierras más cálidas.

¡AAAtchuÁ! ...perdón.

Suerte y ánimo en tu lucha contra los elementos... y la tesis!

PS: Interesantes las colecciones de Mr. Wellcome.

A princesa no xardín dijo...

Gracias polos ánimos, Cousas, que sempre veñen ben!!! Xa che contarei as ideas que me están rondando a nivel de investigación. Hai tempo que non me paso polo teu blog, pero poreille remedio nun tris ;P

Pato, nada me gustaría máis que poder tomarmos xuntas un pastel de Montserrat nestes momentos. Voto polo brownie! Tranquila, que me abrigo ben e cruzo mirando sempre a ámbolos dous lados (Roma serviume de campo de entrenamento).

Tomás, moitas gracias por pasarte polo meu xardín. A choiva non é un problema per se, sabes que me gusta moitísimo camiñar baixo as cortinas de pingueiras. O problema é que a casa na que estamos é terriblemente húmida, e con toda esta chuvia teño a sensación de vivir debaixo da auga... sen contar o aire acondicionado da biblioteca que, como ti ben dis, non axuda a sentirse san.

Bicos para @s tres, sodes estupend@s!!

Anónimo dijo...

TIENE MUY BUENA PINTA ESA BIBLIOTECA , SEGURO QUE SE ESCONDEN LAS MAYORES HISTORIAS DE AMOR DE TODOS LOS TIEMPOS.